lunes, 1 de agosto de 2016

Educación regula de nuevo currículo primaria CyL para ajustarse a sentencia

Valladolid, 25 jul (EFE).- La Consejería de Educación publica hoy el nuevo decreto del currículo, implantación, evaluación y desarrollo de la educación primaria de Castilla y León, tras ser anulada la anterior orden de junio de 2014 por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad por cuestiones formales de tramitación.

En concreto, la sentencia de 1 de abril del 2016 de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad, recogida por Efe, dio la razón a la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE) por cuestiones formales, como la falta de audiencia pública o del dictamen del Consejo Consultivo.

Aunque esos motivos formales llevaron a la anulación de la orden, el alto tribunal, por contra, no dio la razón a ANELE en su oposición a que la Consejería regulara que los libros de texto no pueden ser sustituidos por otros por un periodo mínimo de cuatro años.

El decreto que hoy publica el Boletín Oficial de la Comunidad mantiene el anterior currículo en los mismos términos y en su elaboración ha contado con el dictamen del Consejo Escolar de Castilla y León y del Consejo Consultivo de Castilla y León.

En la sentencia, el alto tribunal argumentó en varios motivos la anulación de la orden de 2014, de la anterior legislatura, como que "en absoluto se respetó el principio de audiencia", y sostuvo que "si la administración autonómica adoptase o hubiera adoptado una posición mímimamente respetuosa con todos los actores afectados" por la orden "habría abierto un amplio periodo" de audiencia.

"Lo contrario implica, como así ha sido, convertir en papel mojado leyes que para sí misma ha dictado, incluso recientemente", recoge el fallo del TSJYL, que incide en que "de poco sirve" promulgar una ley de derechos de los Ciudadanos y sus relaciones con la Comunidad, y reconocer la posibilidad de que intervengan en lo público si "luego no se da esa oportunidad".

El Tribunal Superior también sostiene que "una elemental prudencia normativa aconsejaba al órgano administrativo actuante oír a su órgano consultivo si se trataba, nada menos, de reglamentar por vía excepcional, una materia tan sensible como era la regulación del currículo de educación primaria", que afectará "a centenares de miles de alumnos de Castilla y León".

También aprecia el TSJCyL "la improcedencia de la memoria explicativa" que planteó la asociación recurrente, y que también estima, como el punto anterior, "motivo de impugnación".EFE

No hay comentarios: