domingo, 12 de junio de 2016

Alumnos, padres y docentes comparten la Fiesta de la Escuela Pública

En la celebración hubo reivindicaciones y críticas para el director provincial de Educación
Puri Bravo - Segovia
06-1chas(1011).JPGLa gran familia de la Escuela Pública disfrutó ayer una fiesta de fin de curso en las céntricas plazas de Medina del Campo y de San Martín. Junto a la estatua de Juan Bravo, padres, alumnos y profesores compartieron el orgullo de pertenencia a un modelo educativo que, defienden, es baluarte de la enseñanza de calidad, igualdad y libertad.
La fiesta reivindicativa fue organizada por la Plataforma por una Escuela Pública, Laica y Gratuita de Segovia, formada por los sindicatos de Enseñanza STES Segovia, CCOO, CGT y SEAL (Sindicato de Estudiantes del Andrés Laguna), por la Federación Provincial de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Fedampa Antonio Machado), Asamblea de Estudiantes Izquierda Unida, Segovia de Izquierdas, Foro Social de Segovia, Colectivo Republicano Antonio Machado, Acción en Red y UCCL. Durante toda la tarde y noche se sucedieron actuaciones para participantes y público de todas las edades, con magia, música y baile, así como varios talleres.
Además, los integrantes de la Plataforma de madres y padres del CEIP Arcipreste de Hita mostraron su oposición a las decisiones adoptadas por el director provincial de Educación, Antonio Rodríguez Belloso, para evitar la ampliación del colegio de El Espinar, portando una viñeta crítica con su caricatura.
“Nos reunimos para celebrar la salud de nuestra escuela, para celebrar que la mayoría de chicos y chicas de Segovia estudian en la ‘pública’ y sus familias confían en sus profesionales”, manifestaron los portavoces de la plataforma. En tono reivindicativo, los participantes reclamaron un mayor reconocimiento profesional y social a la labor del profesorado en Castilla y León dad, así como medidas de mejora y compromisos presupuestarios.
De nuevo la Plataforma exigió la derogación de la Lomce, con la paralización cautelar de su desarrollo, la retirada de todos los recortes educativos y también la revocación de las reformas de la Ley Orgánica de Universidades.
La lectura del manifiesto compartido por los participantes en la fiesta concluyó con un mensaje positivo. “La Escuela pública puede sonreír puesto que, en un marco tan difícil como en el que nos encontramos, nosotros seguimos educando en igualdad, conviviendo, contando con los mejores profesionales y los mejores servicios escolares”.

No hay comentarios: