martes, 31 de mayo de 2016

Los objetores de Boceguillas impugnan la reválida final de Primaria

Los padres consiguen anular las pruebas que hicieron contra su voluntad los niños y más información ante nuevos exámenes
Puri Bravo - Segovia
09-1chas(393).jpgLas familias de seis alumnos del colegio público Cardenal Cisneros, en Boceguillas, han presentado en el centro escolar y en la Dirección Provincial de Educación un escrito de impugnación de las prueba de evaluación individualizada de 6º de Primaria de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).
Los objetores, que previamente mostraron su negativa a que seis alumnos de sexto de Primaria realizaran la conocida como reválida final de Primaria, han conseguido tras numerosas acciones y tramitación de escritos la anulación de las pruebas que se realizaron a los alumnos sin consentimiento de sus padres, según ha confirmado la presidenta del Ampa, Covadonga Díaz Goy. La tenacidad de la Asociación de madres y padres de alumnos también ha logrado facilitar información previa y específica a las familias sobre el contenido, organización y significado de la evaluación individualizada de tercer curso de Primaria que ha convocado la Junta de Castilla y León para su realización hoy.
Covadonga Díaz Goy asegura que, además, tienen el compromiso del centro y de la administración educativa de que no se realizarán la prueba ningún otro día a los niños que por decisión de sus padres hoy no se presenten al examen de diagnóstico.
En todo caso, estas acciones no han frenado en su camino a los padres que el pasado día 17 de mayo presentaron el escrito de impugnación a la reválida de sexto, y se mantienen a la espera de la respuesta de la Inspección educativa, a una acción que podría tener repercusión nacional. Cuestionan la legalidad de unas evaluaciones que, según los padres, se han hecho vulnerando las normas que las regulan. Así, argumentan que el criterio de evaluación objetiva estándar para todos los escolares en territorio español se ha roto en el momento en que las pruebas se han realizado en unas comunidades y en otras no; “no en todas se han evaluado los mismos contenidos (por ejemplo: inglés) ni se han dejado usar iguales medios (por ejemplo: calculadoras); no se ha actuado igual cuando ha habido padres que se han negado; se han pasado en diferentes fechas con las preguntas ya publicadas; “nos consta que hay colegios que abrieron las pruebas antes y/o las han preparado…”, indica Covadonga Díaz Goy.

No hay comentarios: