jueves, 5 de mayo de 2016

Las ANPA calculan que el 60 % de los niños de la pública no hará la reválida

La Confapa celebra charlas informativas para explicar la situación a los padres

- Redacción / La Voz, 05 de mayo de 2016. Actualizado a las 05:00 h.

A menos de una semana de la celebración de la reválida de sexto de primaria -que se realizará en todos los colegios de Galicia la próxima semana, los días 11, 12 y 13- las ANPA de centros públicos siguen celebrando reuniones informativas para informar a los padres de los pormenores de la prueba que, como se recordará, no tiene valor académico.
La entidad que aglutina a un mayor número de estas ANPA, la Confapa, calcula que el nivel de abstención el próximo miércoles podría rondar el 60 %, lo mismo que ocurrió el año pasado con la reválida de tercero de primaria. Helena Gómez Vecino, presidenta del colectivo -que pertenece a su vez a la estatal Ceapa- dice notar mucha bastante confusión y mucha crispación en el ambiente: «La gente está totalmente en contra de las pruebas, porque si no valen para nada, por qué hacerlas. Los padres se fían más de la evaluación continua y sobre todo de la opinión de los tutores, que son quienes mejor conocen la evolución de nuestros hijos».
Desde la Confapa se recuerda que ellos no animan a la insumisión -a no enviar a los niños a clase-, ya que consideran que esa es una «decisión que hay que tomar en la intimidad de la familia». Lo que sí hacen es informar a los padres de los pormenores de la prueba y se les facilita las hojas en las que se rechaza formar parte de las mismas.

Irregular participación en Galicia en las movilizaciones contra las pruebas

El rechazo mayoritario por parte de la comunidad gallega en contra de la Lomce, en general, y de las reválidas de primaria, en particular, no se vio reflejada ayer en las protestas convocadas por la Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público, sindicatos y asociaciones de padres. La participación fue desigual y en zonas como A Mariña lucense, Barbanza o Lalín apenas se vio secundada. Lo que no significa que los padres estén de acuerdo con la prueba que tendrán que realizar sus hijos entre el miércoles y el viernes de la próxima semana. Existe, en general, bastante confusión, y los padres aún se están organizando para decidir qué postura adoptan finalmente: si recurrir a la insumisión y no llevar a sus hijos al colegio los días de la reválida o aceptar la prueba, aunque no estén de acuerdo con ella. En Ferrol, por ejemplo, la Federación Comarcal de Asociaciones de Padres de Ferrolterra hizo un llamamiento para que los pequeños no vayan a clase, a la vez que denuncian la «desinteresada información por parte de la Xunta».
En cuanto a las manifestaciones, la de Vigo fue una de las más numerosas. En la calle del Príncipe, una de las más concurridas de la ciudad, se reunieron en torno a 150 personas, quienes contaron con el apoyo de los viandantes que se pararon para expresarles su solidaridad. También fue relativamente numerosa la concentración de Vilagarcía, en la que un centenar de personas coreó consignas contra la reforma educativa. En Lugo, la concentración, delante del edificio de sindicatos, congregó a unas 70 personas, que adaptaron canciones populares gallegas para lanzar lemas contra la ley educativa, mientras que en Ourense se juntaron una treintena de participantes en los jardines de Padre Feijoo.
En A Coruña se movilizaron medio centenar de padres, que también portaban pancartas en contra de la reválida, mientras que en Carballo el lugar elegido para la protesta fue la plaza del Ayuntamiento, donde se congregaron decenas de personas.En Santiago, donde se reunieron decenas de personas en la plaza Roxa, el portavoz de la Plataforma pola Defensa do Ensino Público, Anxo Louzao, dijo que «estamos notando que se incrementou un rexeitamento as reválidas por parte da comunidade educativa».

En unos doce centros coincide con excursiones 11, 12 y 13 de mayo

Mayo es un mes que muchos centros educativos eligen para hacer la excursión de final de curso, que en el caso de sexto se convierte en final de etapa y muchas veces implica un viaje en toda regla. La tardanza de la Consellería de Educación en poner fecha a la evaluación de sexto, los próximos 11, 12 y 13 de mayo, ha provocado que en torno a una docena de colegios se encuentren con que las fechas coinciden con esta salida para los alumnos.
La propia resolución de la prueba de sexto establece que si la reválida no puede hacerse «por coincidir cun día non lectivo no centro, ou por circunstancias sobrevidas que imposibiliten a súa realización», la dirección debe comunicarlo a inspección con una antelación mínima de cinco días, y esta, «adoptará as medidas necesarias para realizar as probas nunha data inmediatamente posterior». A menos de una semana para que se haga la evaluación, algunos de los colegios que se han encontrado con este problema aún no tienen respuesta de la inspección, que al parecer se reúne hoy.
El malestar es importante no solo entre los profesores sino entre los padres, que han tenido que adelantar dinero de reservas para la excursión de fin de curso, y lo que tienen claro es que la llevarán a cabo. En el CEIP Gonzalo Torrente Ballester, por ejemplo, se trata de un viaje de cuatro días, por lo que deberán aplazar las tres jornadas de evaluación a la semana siguiente, que además tiene un festivo, el 17 de mayo, por lo que no podría iniciarse hasta el 18, porque este centro no tiene clases el lunes 16.
Desde la Consellería de Educación aseguran que cada caso se tratará de manera individualizada en la comisión local y de inspección. Sostienen que cada situación es diferente porque influyen muchos factores, como el hecho de que la excursión «estea planificada desde hai tempo e pagada, que estean as reservas pechadas, se acoden o cen por cen dos alumnos ou unha parte minoritaria, ou se afecta a un ou varios días», explican.

1 comentario:

AMPA MADRONA dijo...

Desde el AMPA de Madrona estamos indignados ya que nos han comunicado las fechas anoche mismo, y en nuestro centro habiamos planificado desde hace meses llevar a los niños del centro a titiricole, cosa que ya sabian en la administración publica y que parece que no les importa nada.
No solo afecta a los niños de sexto, que han trabajado muy duro para realizar la obra de teatro, al no poder ir estos los demás niños tampoco podrían ir, ya que llevan el hilo de la obra y los demás les siguen y en nuestro centro no hay un gran número de niños para poderles sustituir, cosa que por otra parte me parecería fatal porque han trabajado mucho desde hace meses y están muy ilusionados.
Si a algún centro más le afecta por favor que presente su queja en la diputación provincial. Gracias