viernes, 20 de mayo de 2016

La Fedampa denuncia el desamparo de las familias objetoras a la ‘Ley zombi’

El colectivo de padres asegura que la Consejería pasa por encima de la autoridad familiar para aplicar las pruebas de la Lomce
Puri Bravo - Segovia
09-1kama(1168).jpgLa Federación Provincial de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, Fedampa ‘Antonio Machado’ ha denunciado el ‘desamparo’ de las familias segovianas que han optado por objetar “una ley zombi, que no pasaría la reválida de la sociedad española”.
El colectivo que agrupa a miles de familias segovianas, asegura en un comunicado que ante la realización de la evaluación final individualizada de Educación Primaria realizada la pasada semana, la Consejería de Educación ha impuesto su voluntad pasando por encima de la autoridad familiar y “obligando a nuestros hijos a decidir si quieren o no realizar la prueba, independientemente de la decisión que hayan tomado sus padres como tutores legales de los menores”.
En un comunicado de prensa, la junta directiva de Fedampa recuerda que este curso se aprobó por la mayoría de los representantes en el Congreso una propuesta legislativa para la suspensión del calendario de aplicación de la Lomce, pero debido a la anticipada disolución de la Cámara no pudo concluirse su elaboración. Así mismo, la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa) y la Confederación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Castilla y León (Confapacal) votaron en contra de las pruebas de evaluación externa de 3º de Primaria y final de etapa de 6º de Primaria, como legítimos representantes que son de las familias en el Consejo Escolar del Estado y en el Consejo Escolar Regional. Pero, “como la opinión de las familias no coincidía con la opinión de la Administración, no sólo no se tuvo en cuenta su votación, sino que se ha tratado de acallar cualquier atisbo de oposición dentro de la comunidad educativa”, recrimina la federación provincial.
Los padres aseguran que no se han facilitado los medios adecuados para expresar el rechazo de las familias que no querían la prueba ni las instrucciones oportunas para los centros, ni los criterios a seguir con el alumnado que no hacia los exámenes y de esta forma se ha generado una “confrontación estéril” entre miembros de una misma comunidad educativa. “Tal parece ser el interés por sofocar cualquier conato de desobediencia civil ante una ley injusta y antidemocrática, —señala la directiva provincial— que incluso se pasa por encima de la autoridad familiar, obligando a nuestros hijos/as a decidir si quieren o no realizar la prueba, independientemente de la decisión que hayan tomado sus padres como tutores legales de los menores”.
Fedampa ‘Antonio Machado’, ante este “tipo de maniobras” recuerda los dirigentes políticos que la educación en democracia es también una cuestión de formas y que la decisión de un menor no puede suplir a la autoridad de sus tutores legales.
Las asociaciones de padres esperan que se subsanen los errores cometidos de cara a la prueba de evaluación externa de 3º de Primaria. “Esperamos que la Administración se esmere a través del servicio de inspección educativa en facilitar por escrito, a las familias y a las direcciones de los centros educativos, las instrucciones para actuar en el caso de aquellas familias que deseen expresar su oposición a la realización de la prueba, para que puedan ejercer sus derechos en el respeto a los principios democráticos de convivencia, dejando al margen de esta situación a los menores.

No hay comentarios: