viernes, 8 de abril de 2016

La Ceapa reprueba que se utilicen los deberes para sancionar a los niños

Jesús Salido cree que las tareas escolares y la jornada continua obligan a las familias a pagar clases particulares por las tardes y discriminan a quienes no pueden afrontar este gasto
Puri Bravo - Segovia
12-1kama(933).jpg La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) desaprueba la obligatoriedad de los deberes escolares y reprueba que se utilicen para sancionar a los menores que no los realizan o los hacen mal, bajando nota, exigiendo que los repitan o sencillamente pidiéndoles explicaciones ante los compañeros.
La organización nacional de padres tiene claro que esta práctica está basada en una costumbre propia de tiempos pasados y “debe desaparecer” de la vida escolar. Así lo explicó ayer en Segovia el presidente de Ceapa, Jesús Salido, que siguiendo la campaña contra los deberes obligatorios que lleva a cabo esta organización por distintas provincias, asistió a una charla debate en el colegio San José. La sesión titulada ‘Deberes: ¿rutina o condena?’ fue organizada por la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos Fedampa 'Antonio Machado’.
Para los representantes provinciales y nacionales de los colectivos de padres de alumnos de centros públicos el imperativo de los deberes es un “síntoma” de los fallos que tiene el sistema educativo, con consecuencias negativas para los niños y para sus familias, y es también una evidencia de que “hay que evolucionar y cambiar la metodología que se aplica en el aula”. Los portavoces de las ampas saben además que este método provoca trampas ya que a veces son los propios padres o los hermanos mayores de los estudiantes quienes acaban haciendo los ejercicios o trabajos mandados al menor.
Jesús Salido considera que la obligación de hacer tareas por la tarde en casa hace que los hogares sean una extensión del colegio y que los escolares y estudiantes de Secundaria “soporten jornadas interminables” que les provocan cansancio, estrés e incluso rechazo al estudio. Pero además tiene consecuencias económicas y genera discriminación entre el alumnado según los niveles adquisitivos de las familias, de acuerdo a las argumentaciones de la Ceapa.
Jesús Salido aseguró ayer que muchas familias se ven empujadas a mandar a los niños a academias o a clases particulares para que cumplan con las obligaciones puestas en el aula porque sus padres no pueden o no saben ayudarles. “Pero no todas las familias pueden soportar estos gastos”, señaló el presidente de Ceapa para lamentar que a quienes no tienen recursos para afrontar estos costes adicionales se les termine haciendo responsables de que a sus hijos les bajen las calificaciones. El proceso de aprendizaje del niño y su evolución escolar “no puede depender del dinero” declaró con contundencia el portavoz de la organización que agrupa a cerca de 12.000 asociaciones de padres y madres de alumnos de la enseñanza no universitaria.
Jesús Salido entiende que la implantación de la jornada continua en los colegios también empuja a los niños a ir a clases particulares por las tardes, ya que al comprimir el horario de actividad lectiva los profesores mandan más deberes para casa.
La Ceapa cuestiona la condensación de la actividad lectiva en un horario único de mañana por considerar que baja el rendimiento de los escolares, con sesiones sin apenas recreos, y altera el horario normal de desayunos y comidas familiares. En todo caso, Jesús Salido cree que discutir sobre jornada partida o continua es un “debate pobre”, porque lo que importa es asegurar “el tiempo adecuado” de actividad lectiva para garantizar una enseñanza de calidad a los niños.
El colectivo de padres sostiene que los niños tienen derecho a dedicar su tiempo libre, entre semana y más en fines de semana y vacaciones, a actividades exentas de contenidos curriculares, o a investigar y seguir formándose sin presión ni obligatoriedad, sino por el gusto de aprender.

Asignaturas optativas
 
La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos ha presentado al Consejo Escolar del Estado una propuesta de resolución con la que busca garantizar el derecho de los estudiantes a realizar en su centro educativo las optativas que existan en las enseñanzas que curse, de forma que no tenga que cambiar de centro para poder realizarlas. Según Ceapa “en muchas ocasiones el alumnado se ve abocado a cambiar de centro educativo para encontrar aquellas materias que busca, algo que en determinadas zonas, especialmente en el ámbito rural, llega a convertirse en una misión imposible”.

Informe OMS
 
Niños agobiados. La confederación de asociaciones de padres se siente respaldada por el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ‘Creciendo en desigualdad: diferencias socioeconómicas y de género en la salud y el bienestar de los jóvenes’. De acuerdo a este informe España es el cuarto país de Europa en el que los menores de entre 13 y 15 años se sienten más presionados por los deberes, solo por detrás de países como Malta, Eslovenia o Macedonia.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Los deberes pueden ser excesivos o no..... depende mucho del centro, del profesor, etc. Pero en este artículo hay dos frases que me parecen increíbles por lo absurdas y demagógicas:

1) "Jesús Salido entiende que la implantación de la jornada continua en los colegios también empuja a los niños a ir a clases particulares por las tardes, ya que al comprimir el horario de actividad lectiva los profesores mandan más deberes para casa"

ES FALSO
La jornada continua no comprime el horario, el número de horas lectivas es exactamente el mismo. Son 5 horas lectivas al día. En un colegio con jornada continua el horario habitual es de 9 a 14h y en uno con jornada partida es de 9 a 12h30 y de 14h30 a 16h, es decir, lo mismo, así que si los profesores mandan más o menos deberes no se debe a esto.



2) La Ceapa cuestiona la condensación de la actividad lectiva en un horario único de mañana por considerar que baja el rendimiento de los escolares, con sesiones sin apenas recreos, y altera el horario normal de desayunos y comidas familiares.

Si la jornada continua disminuye o no el rendimiento es algo que no está claro y cuando menos es muy discutible.
La segunda parte de la frase "la jornada partida implica apenas recreos) es también cuando menos discutible, en el caso de jornada continua los alumnos tienen uno o dos recreos a lo largo de la mañana, luego salen del colegio a las 14h y tienen toda la tarde libre, en el caso de jornada partida tienen un descando más (el de la comida) y luego vuelven a clase, pero salen dos horas más tarde del cole.
La tercera parte de la frase es amsolutamente falsa: en el caso de la jornada continua los alumnos salen del colegio a las 14h con lo que (si se van a comer a su casa), comen con sus padres en un horario normal. Sin embargo, en el caso de la jornada partida los niños salen del colegio a las 12h30 y tienen que volver comidos a las 14h por lo que comen a un horario absolutamente anormal... de hecho es tan anormal que es imposible recoger a los niños del colegio para que se vayan a comer a casa, por lo que la jornada partida obliga a los padres a dejar a sus hijos a comer en el comedor, con las siguientes implicaciones:
a) Coste económico
b) Los niños comen peor (¿hay que recordar que gran parte de los comedores son catering?)
c) Los padres no ven a sus hijos durante ese tiempo
d) Los niños no descansan igual que si se van su casa.

....y, evidentemente, en uno y otro caso la hora de entrada al colegio es la misma, así que lo de que "altera los desayunos familiares" ya es una demagogia incréible.

Parece claro que este señor lo que está intentando es utilizar los deberes como escusa para intentar meter la cuña para el cambio a jornada partida, cosa de la que estamos totalmente en contra la mayoría de los padres (por lo menos en Castilla y León).

un saludo

judith bella dijo...

Yo ya no puedo mas, soy una persona con mucha paciencia, pero no soy profesora, mi hijo de 6 años, trae tarea a casa como si se hubiese estado tocando las narices en el colegio todo el dia, me pregunto que hace la maestra mientras mi hijo no hace nada, no es normal que traiga tantas fichas, y el libro obligatorio y las lineas, encima no tiene ni idea de como hacer las cosas, o sea un desastre, estamos horas, no se sale, yo empiezo bien y termino histerica perdida, luego me siento culpable, seguramente este machacando su autoestima porque el ver que no entiende, me supera bastante. Lo de los deberes es una tortura, si fuera solo una cosa por dia, o dos, bien, pero a veces no da el tiempo para nada, y mas taresas, y lo que no hace en clase, hacerlo en casa, eso me parece muy injusto, creo que se despreocupan muchisimo de los niños, se nota porque muchas veces mandan tarea pero la corrigen a los dias, de que le sirve a los niños que se las corrijan a los dias, para ese entonces ya se olvidaron de lo que trataba esa ficha, o sea que mejor que se la lleven corregida de casa tambien, venga paguenme un salario de profe ya!. Cuando yo iba a la escuela nos hacian copiar en clase, aprendiamos a escribir porque se escribia realmente, no como ahora que son todo fichas para rellenar, y los deberes era lo primero que se corregia al dia siguiente, y de esa forma se le daba importancia, los cuadernos quedaban en clase y lo que estaba mal , estaba mal, y mejor que te saliera bien a la proxima porque sino las notas bajaban, tambien se calificaba la conducta. No soy de aqui, quizas sea eso.