jueves, 11 de febrero de 2016

La Junta cambia el mapa de centros escolares de la provincia

El diseño en estudio supone la creación de tres centros rurales agrupados, la desaparición de dos y la reorganización de otros tres, además de un colegio de la capital
Puri Bravo - Segovia
04-1kama(816).jpg La Dirección Provincial de Educación prepara cambios en el diseño del mapa de centros rurales agrupados para el próximo curso, que afectan al menos a nueve localidades y trae como novedad principal la adscripción directa de alumnos de Infantil y Primaria de un pueblo a un colegio de la capital.
Las propuestas están en estudio y tras ser presentadas a las comunidades escolares directamente afectadas el día 2 de febrero, han sido sometidas a un período de alegaciones. El día 19 de febrero de 2016 el director provincial de Educación, a la vista de las observaciones recibidas, aprobará mediante resolución, las unidades territoriales de admisión, las adscripciones entre centros docentes y la tipificación de los mismos, informará de su contenido a los centros docentes de su provincia y la publicará el mismo día en los tablones de anuncios de la dirección provincial de educación y en su correspondiente apartado del Portal de Educación de la Junta de Castilla y León, según establece la Dirección General de Política Educativa en la Resolución del 15 de enero de 2016.
El diseño en estudio en Segovia supone la creación de tres centros rurales agrupados (CRAs), la supresión por integración de dos y la reorganización de otros tres, medida que también afecta a un colegio de la capital. Hay colegios que pasarán a ser CRA, lo que significa una estructura organizativa distinta, con aulas abiertas en varios pueblos y profesores que itineran para dar las clases. De ahí que los docentes diga que en los centros agrupados “los pasillos entre las aulas son las carreteras entre los pueblos”.
Las modificaciones tocan varias zonas de la provincia. En el sur, el principal cambio es la transformación del colegio de San Rafael en centro agrupado, integrando en su estructura a la comunidad del que hasta este curso es el C.E.I.P. La Estación.
Los movimientos se trasladan a la zona de Santa María la Real de Nieva. El CRA El Pizarral, —con aulas en Santa María la Real de Nieva, Sangarcía, Bernardos y Nieva—, perdería, según la propuesta en estudio, a Sangarcía e incorporaría a Martín Muñoz de las Posadas, Juarros de Voltoya y Codorniz. Estas tres localidades forman actualmente el CRA ‘Campos de Castilla’ con cabecera en Martín Muñoz, que desaparecería para integrarse en ‘El Pizarral’ con sede en Santa María la Real.
Por su parte, Sangarcía pasaría a ser cabecera de un nuevo CRA con unidades escolares en Marugán y Muñopedro, dos localidades que hasta el momento estaban vinculadas al Centro de Educación Obligatoria ‘El Mirador de la Sierra’ de Villacastín. Si se lleva a cabo esta variación, se producirá una vuelta de tuerca más, ya que los estudiantes de Sangarcia al llegar a Secundaria ya no tendrían adscripción directa en el instituto ‘María Moliner’ de Segovia, sino que se prepara su asignación a las aulas del IES ‘Catalina de Lancaster’, de Santa María, al igual que los estudiantes de Muñopedro y Marugán.
Los cambios en el mapa escolar tocan también a Santiuste de San Juan Bautista y Nava de la Asunción. El centro rural ‘San Isidro’, con centro cabecera en Santiuste de San Juan Bautista, desaparece para unirse al colegio ‘Obispo Fray Sebastián’ de Nava de la Asunción y formar una nueva agrupación. Este nuevo CRA tendrá su sede principal en Nava.
Todos estos cambios afectan directamente a alumnos y profesores de Educación Infantil y Primaria, pero Educación también está cambiando adscripciones a institutos.
Uno de los proyectos en marcha es abrir la posibilidad de dar doble adscripción a los alumnos del centro rural ‘Los Almendros’, con cabecera en La Lastrilla, para cursar Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato bien en el IES María Moliner, tal y como ya estaba, bien en el IES ‘Francisco Giner de los Ríos’, ambos radicados en Segovia capital. Educación pretende así mejorar la oferta educativa para los alumnos procedentes de las localidades del grupo rural ‘Los Almendros’ y al mismo tiempo evitar la sobrecarga de matrícula al instituto ‘María Moliner’.

El 'Martín Chico' abre su puerta a niños de Encinillas
 
Una de las principales novedades de la reestructuración que prepara la Dirección Provincial de Educación para el próximo curso es la apertura de la matrícula por adscripción directa de escolares de un pueblo a un colegio de la capital. El cambio en vías de aplicación consiste en dar plaza a los niños de Encinillas en el colegio ‘Martín Chico’, ubicado en el barrio de San Lorenzo de la ciudad de Segovia. También se prepara la adscripción de los estudiantes de Secundaria y de Bachillerato al instituto de la capital ‘María Moliner’.
La propuesta lleva la garantía de respetar el servicio complementario de comedor para los alumnos de Educación Infantil y Primaria y de transporte escolar para las cuatro etapas educativas. Se trata de una medida excepcional en la programación de los últimos cursos, ya que hasta ahora los alumnos transportados a la capital iban a los institutos, y no se había dado el caso con escolares. Precisamente, las posibilidades de acceso para los vehículos escolares ha sido una de las características determinante en la elección del colegio asignado, ya que Educación ha estudiado varias opciones.
La iniciativa de Educación responde a una petición de las familias de Encinillas que ha sido canalizada por el Ayuntamiento de esta localidad. El alcalde de Encinillas, Fernando Velasco Velasco, recuerda que hasta ahora los niños iban transportados a Carbonero el Mayor, pero los padres preferían acercarlos a la capital porque es “donde trabajan muchos”. “Tienen problemas para ir a Carbonero si por cualquier razón les llaman”, dice Velasco detallando que a iniciativa propia muchos padres ya “llevan a sus hijos a colegios de Segovia”. Encinillas cuenta con unos 30 niños en edad escolar, aunque solo cinco van a Carbonero.

No hay comentarios: