miércoles, 6 de enero de 2016

Inician una recogida de firmas para pedir la rescisión del contrato a Serunion

La empresa vuelve a ser cuestionada tras protagonizar en Galicia un nuevo incidente con insectos en un menú escolar.
P. Bravo - Segovia | 05/01/2016
11chas(592).JPGLa empresa Serunion vuelve a estar bajo sospecha y a ser el centro de las críticas de los padres de alumnos. Una iniciativa popular se ha disparado en las redes sociales para solicitar a las consejerías de Educación y de Sanidad de Castilla y León la rescisión del contrato con la empresa que gestiona los comedores escolares de buena parte de Comunidad.
El movimiento de protesta se ha canalizado a través de la plataforma online ‘change.org’ y ha conquistado el apoyo de más de 10.900 personas en tres semanas.
La polémica que el pasado curso se vivió directamente en la provincia de Segovia con la aparición de larvas en la sopa y de una tuerca en un puré se ha reactivado el pasado mes de diciembre al detectar la presencia de insectos en las croquetas del comedor del CEIP Frións de Ribeira, en A Coruña, según han publicado varios medios de comunicación gallegos.
En un comunicado remitido tras conocerse que la Consellería Educación ha abierto un expediente informativo para “investigar y averiguar” la aparición de “un elemento extraño” en varias croquetas servidas de segundo plato en este centro, la empresa ha subrayado que, tan pronto como “se detectó la incidencia, se procedió a inmovilizar de forma inmediata el producto, que no se sirvió a los escolares, y fue sustituido por otro”, según informa Europa Press.
Pero estas explicaciones no parecen satisfacer a los ciudadanos que están secundando la campaña de firmas para pedir que se cancelen todos los contratos que tiene la empresa en Castilla y León, incluidos los que aún mantienen en Segovia.
Los promotores de la iniciativa popular argumentan que tras los últimos acontecimientos acaecidos en Galicia, “la empresa vuelve a utilizar su estrategia de aislar el caso y aseverar que sus controles de calidad son adecuados”. “En el presente año —señalan— se sirvieron tuercas en un puré, purés ácidos y a finales del 2014 gorgojos en una sopa de cocido. Revisando las noticias del presente año y el anterior, los casos conocidos nos parecen suficientemente significativos como para retirar a esta empresa del servicio”.
“Esto afecta a la salud de nuestros hijos y nuestra economía familiar”, aseguran los firmantes.

No hay comentarios: