lunes, 18 de enero de 2016

El servicio de acompañante se presta en el 39% de las rutas escolares

Mapa provincial. Más de 4.000 niños viajan a diario por la provincia a través de 160 itinerarios, entre los que hay 62 con monitores de ayuda y vigilancia
Puri Bravo - Segovia
04-1kamarerio(1).JPG Un total de 64 personas acompaña a alumnos de segundo ciclo de Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria en servicios de transporte escolar en la provincia de Segovia durante el curso 2015-2016. Su actividad se concentra en 62 itinerarios, lo que significa cerca del 39 por ciento de las 160 rutas escolares que hay en el mapa provincial para los 4.045 niños que utilizan esta prestación en los viajes entre sus domicilios y los centros docentes.

La mayoría de los servicios de acompañantes se da en los autobuses donde se desplazan alumnos de Educación Infantil, Primaria y Especial, y tan solo en seis rutas que van a institutos de Secundaria, según los datos aportados por la Consejería de Educación. La institución regional recalca la existencia de dos itinerarios en Segovia con dos monitores en cada una.

En el conjunto de la región, un total de 816 personas acompaña a 10.912 alumnos en los autobuses y taxis escolares este curso, para lo que la Junta ha destinado una inversión de 3,4 millones de euros.

La Consejería de Educación ofrece este servicio de forma gratuita a los alumnos de los centros docentes públicos no universitarios que se hayan escolarizado en un municipio distinto al de su residencia, o bien cuando la distancia al centro escolar así lo justifique, según informan fuentes de la Administración Autonómica.

Este curso 2015-2016, hay 769 rutas en Castilla y León que llevan acompañante. En toda la Comunidad hay 816 acompañantes, ya que 43 rutas tienen más de un acompañante. Las rutas de Educación Especial que cuentan con este servicio son 68 y existen 35 que se realizan en vehículos de menos de siete plazas con acompañante.

El número total de rutas escolares en la Comunidad es de 1.841 y el usuarios 35.699.

La legislación nacional establece como obligación la presencia de una persona mayor de edad, distinta del conductor, encargada del cuidado de los menores en los transportes públicos cuando, al menos, el 50 por ciento de los viajeros tengan menos de 12 años. Sin embargo, la Junta aprobó en 2004 la obligación de la presencia de un acompañante, siempre que el transporte se realice en vehículos de más de siete plazas con alumnos menores de 12 años.

La Consejería de Educación ha autorizado “con carácter excepcional” un segundo acompañante en algunas rutas que transportan un alto porcentaje de niños de Educación Infantil que necesitan la ayuda de una persona para las maniobras de subida y bajada del vehículo, o bien un acompañante en autobuses que transportan alumnos de edades superiores a los 12 años.

Durante este ejercicio 2015, el presupuesto que se ha destinado a prestar el servicio de acompañantes de transporte escolar es de 3.427.337euros y se han realizado 212.470 horas de servicio. En el presente curso 2015-2016 se desarrolla la segunda prórroga del contrato de prestación del servicio de acompañantes de transporte escolar que se adjudicó en el curso 2012-2013, mientras que para el curso 2016-2017 se licitará un nuevo contrato en los mismos términos que el actual, según informa la Administración regional.

Los padres detectan focos de conflicto en los autobuses
 
Los padres han detectado problemas de convivencia y focos de conflictividad entre los estudiantes en los servicios de transporte escolar, que han provocado la preocupación de las familias y han hecho que reclamen más medidas de seguridad a la Dirección Provincial de Educación.

La preocupación se ha hecho constar en las reuniones de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos Fedampa 'Antonio Machado' y en la última comisión provincial de Transporte Escolar celebrada el pasado día 21 de diciembre. Los sucesos han sido presenciados fortuitamente por padres y están relacionados con “problemas contra la igualdad de género, faltas de respeto, insultos, rencillas de grupos e incluso acoso”, comenta la presidenta de la Fedampa, Isabel Gordo, recordando que “cuando nuestros hijos van en el autobús a los padres no solo nos preocupa que lleven abrochado el cinturón, que por supuesto, nos preocupa muchísimo también que se comporten como ciudadanos solidarios y respetuosos”. “No queremos sucesos lamentables que puedan sufrir o cometer nuestros hijos, y los padres no podemos estar en todos los sitios, por eso queremos prevenir”, remarca la portavoz de la federación provincial.

No hay comentarios: