domingo, 6 de diciembre de 2015

La Junta anuncia que revisará los controles de las rutas escolares

La medida se une al expediente informativo abierto a la empresa para la que trabajaba el chófer que abandonó en el taxi a una niña de 6 años con discapacidad

Escolares se bajan del autocar que les trae del colegio con la ayuda de madres y monitores. «Es un suceso gravísimo que, aunque no retrata la situación del transporte escolar en Segovia, podría haber terminado en tragedia y en algo irreparable». El delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, no pone ni un solo paño caliente. Hay que investigar lo acaecido, legar hasta las últimas consecuencias y sancionar si es preceptivo. Hay que saber por qué y cómo una niña de 6 años que padece una discapacidad es abandonada durante cerca de tres horas en el vehículo por el conductor que habitualmente la lleva al colegio. Detrás de este primer gran interrogante hay muchos más que se despejarán en el juzgado. Y la Administración autonómica, antes de actuar, está obligada a esperar a lo que dictamine la magistratura sobre este caso.

De momento, la denuncia fue interpuesta el jueves, por lo que el proceso de instrucción apenas ha empezado, según ha señalado la representación legal que defiende los intereses de la menor. La investigación avanzará y se tomarán las declaraciones que el juez estime oportunas. Hasta ahora, la primera medida adoptada ha sido el despido fulminante del conductor por parte de la empresa con la que la Junta tiene concertado el servicio de transporte que traslada cada día, en un vehículo adaptado, a la niña desde Valverde del Majano hasta un centro especial de enseñanza de la capital. De hecho, cubre esa ruta y también tiene adjudicada la de Valle de Tabladillo a Cantalejo, confirma el delegado territorial. 

Probablemente habrá sanción

López-Escobar asevera que el consejero de Educación se ha puesto en contacto y ha hablado con la familia. Fernando Rey, así como la Dirección Provincial de Educación y la Delegación Territorial siguen de cerca los pasos que se den en las diferentes líneas abiertas de investigación, tanto en la judicial como a través el expediente informativo que ha incoado el propio Ejecutivo regional para «aclarar todos los extremos de este asunto y conocer las responsabilidades», ha agregado el delegado de la Junta. 

«El resultado determinará probablemente la apertura de expedientes sancionadores, si bien habrá que esperar a la decisión judicial, a lo que estamos obligados», recuerda el máximo representante autonómico en la provincia. 

«He hablado con la madre y es lógico que esté disgustada y que haya emprendido el camino de la denuncia, pero también confía en que la Junta haga lo que tiene que hacer», comenta López-Escobar. Una de las principales consecuencias que va a traer estos hechos va a ser la revisión concienzuda de la situación en la que se encuentran los sistemas que controlan el transporte escolar que cubren las 160 rutas definidas en el territorio segoviano. «No es un trabajo sencillo», matiza el delegado, quien además llama la atención de que hasta ahora «no se había producido un incidente reseñable, pero lo de esta niña es muy grave». 

La cifra de alumnos que habitualmente usan los itinerarios del transporte escolar en un mapa tan disperso como el que ofrece la provincia asciende a 4.060 jóvenes. De todas las 160 rutas, López-Escobar especifica que veintiuna de ellas son cubiertas mediante el servicio de taxi. Nueve de estos vehículos hacen el servicio al centro Nuestra Señora de la Esperanza de la capital, que es donde cursa la menor víctima del abandono denunciado.

Asimismo, el delegado concreta que cinco taxis están adaptados con anclajes de sujeción, sistemas para portar sillas de ruedas que poseen los tres autocares que también desplazan a alumnos al citado centro.

No hay comentarios: