martes, 25 de agosto de 2015

La Junta archiva el expediente por la tuerca hallada en el plato de un comedor escolar


Aunque su origen sigue siendo desconocido, la investigación descarta que proceda de las cocinas de Serunión o del sistema de transporte y el almacenaje

Comedor escolar de Palazuelos, donde apareció la tuerca. La tuerca hallada en un plato de comida del comedor escolar de Palazuelos de Eresma no procede del equipo industrial de la empresa Serunión ni de su cocina central, y tampoco del sistema de transporte o almacenaje. A esta conclusión ha llegado la Junta de Castilla y León tras la investigación realizada a raíz de las irregularidades detectadas a mediados de mayo en la comida de siete centros educativos de la provincia de Segovia, en seis de ellos por un exceso de acidez en el puré, y en un séptimo al encontrar un niño una tuerca en el plato que le acababan de servir.
Según explicó el delegado de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, el Servicio Territorial de Sanidad ha archivado el expediente abierto a la empresa que gestiona los comedores escolares de buena parte de la Comunidad. Por lo que respecta a los purés, los informes de la Consejería de Sanidad confirmaron hace meses que no había ningún microorganismo patógeno que hubiera contaminado el alimento y, por tanto, no presentaban ningún riesgo para la salud.
En cuanto a la tuerca metálica hallada en un plato servido en el colegio La Atalaya de Palazuelos, la Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, pidió a la Junta de Andalucía que examinara las cocinas que la concesionaria posee en Málaga, ya que en un principio se sospechó que podía proceder de esas instalaciones. Sin embargo, la inspección ha descartado también esa posibilidad, investigada también por la empresa, según confirmó hace unos meses el director general de Serunión, Antonio Llorens, en una entrevista concedida a El Norte de Castilla. «Un certificado emitido por una empresa externa especializada determina que no puede ser de nuestras cocinas porque en estos equipos industriales casi todo son soldaduras, se evita precisamente que puedan soltarse y toda pieza metálica es de acero inoxidable y esta no lo era», aseveró.
Visita de Sánchez-Pascuala
Así las cosas, todo parece indicar que para el próximo curso quedará sin efecto la medida cautelar de cese provisional de la prestación del servicio de comedor escolar en 19 centros docentes segovianos a la unión temporal de empresas conformada por Serunión y Grupo Lince-Asprona. Precisamente, el director general de Políticas Educativas de la Junta, Fernando Sánchez-Pascuala, tiene previsto reunirse el martes con el director provincial de Educación, Antonio Rodríguez Belloso.
El malestar con Serunión ya venía de antes. En otoño, se descubrieron larvas de gorgojos en algunos comedores de León y en el del colegio de Trescasas, en Segovia. Sin embargo, recientemente la Consejería de Sanidad anunciaba la reducción del castigo a la concesionaria por este episodio. Aunque insistió en que las sanciones siguen siendo graves, el responsable regional justificó la disminución de la multa en que su departamento había llegado a la conclusión de que no concurrieron las circunstancias agravantes que se tuvieron en consideración ya que, en uno de los casos de Segovia, el análisis efectuado demostró que «no había larvas» y que «la cocina estaba en buen estado».
En lo que respecta al apartado puramente sanitario, el castigo que la Junta impuso a la empresa responsable de los seis comedores afectados por la aparición de larvas de gorgojo en la sopa pasó de una cuantía global de 90.000 euros a 24.008 euros, tras aceptar alegaciones de la compañía. Y si bien en materia sanitaria hubo una reducción de las multas iniciales, la Consejería de Educación ratificó la sanción de 45.101 euros correspondientes al importe global de los dos expedientes incoados «con motivo de los incidentes alimentarios acaecidos el 9 de octubre de 2014 en seis comedores escolares de León y Segovia». Asimismo, el departamento que dirige el consejero Fernando Rey confirmó que esta cuantía ya había sido abonada por la unión de empresas.

No hay comentarios: