sábado, 16 de mayo de 2015

La Junta retira a Serunión el servicio de comedor escolar en Segovia


La Consejería de Educación abre un expediente de resolución de contrato tras hallar una tuerca metálica en un puré destinado a los niños.
El Adelantado - Segovia
04-1chas(584).JPGLa Consejería de Educación ha fijado como medida provisional el cese de la prestación del servicio de comedor escolar de un lote a la UTE Serunión, S.A.-Grupo Lince Asprona, S.L.U, tras la apertura del procedimiento de resolución del contrato con motivo del incidente alimentario registrado el pasado jueves en un comedor escolar de Segovia, concretamente la aparición de una tuerca metálica, que denunció esta periódico.
La medida adoptada por el departamento de la Junta de Castilla y León supondrá que el servicio de comedor hasta ahora prestado por la citada empresa en 19 centros educativos de Segovia será asumido por la empresa Aramark durante la tramitación del expediente de resolución de contrato ya iniciado por parte de la Consejería de Educación, como departamento titular de dicho servicio.
Así, a partir del próximo lunes, día 18 de mayo, los 19 comedores escolares de Segovia, correspondientes al Lote 1, funcionarán con normalidad y el servicio será gestionado por la empresa Aramark, tras su contratación de emergencia por parte de la Administración Educativa regional. De esta forma, se garantiza la prestación del comedor escolar, según informan fuentes de la Junta en un comunicado remitido ayer por la tarde.
La medida adoptada por la Consejería de Educación se produce después de que este jueves fuera hallada una tuerca metálica (10 milímetros) dentro del puré servido en el CEIP 'Atalaya' y que se encuentra custodiada para su análisis y averiguar su procedencia.
Por un lado, el consejero del ramo, Juan José Mateos, ha firmado una Orden que, por un lado, inicia un expediente de resolución del contrato con dicha UTE--en el que se ha acordado como medida provisional el cese de su prestación en 19 centros educativos--y, por otro, ha iniciado la contratación por el procedimiento de emergencia para reestablecer el servicio de comedor y, de esa manera, atender a alrededor de 1.600 alumnos diarios.
Por lo que respecta a las anomalías organolépticas (sabor y textura, principalmente) en el puré de hortalizas en varios centros escolares, la Dirección Provincial de Educación de Segovia dio trasladó ayer de estos hechos a las autoridades sanitarias para que procediesen a la recogida de muestras. La Junta asegura que son seis los centros afectados, mientras que la información recogida por este diario a través de Serunión indica que son siete, los colegios 'Villalpando', 'Fray Juan de la Cruz', 'Domingo de Soto' y 'Diego de Colmenares', de la capital, así como en el colegio público 'Las Cañadas' de Trescasas, y en los centros rurales agrupados 'Los Llanos', de Valverde del Majano, y 'Ayllón', con sede en el municipio del mismo nombre.
Así, Educación pidió de forma urgente un informe preliminar a Sanidad en el que se ha detectado “una alteración en el PH” que “no supone riesgo para la salud de los escolares”.
El departamento de Educación precisa a esta redacción que “no en todos los centros se sirvió el puré” ya que en algunos casos funcionó el protocolo de calidad, que señala que los responsables del servicio deben probar los platos antes de llevarlos ante los niños, y al percibir el sabor extraño procedieron a su retira y sustitución por otros alimentos. Pero en algunos casos hubo fallos, no se hizo la cata previa y el puré llegó a la mesa de los escolares, según indican fuentes de Educación.
Ante estas circunstancias, la Junta ha abierto dos expedientes-—uno por la Consejería de Educación y uno por la Consejería de Sanidad—, para determinar lo que ha sucedido.
La Consejería de Educación, a través de un comunicado, ha lamentado estos incidentes y ha dado traslado de sus disculpas a las familias de los alumnos que se hayan podido ver afectadas.

López-Escobar: “Yo también estoy enfadado”.- El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, pidió ayer disculpas a las familias y quiso mandar un mensaje de tranquilidad.
Tras conocer los incidentes, López-Escobar dijo entender el malestar y la indignación de los padres. “Yo también estoy enfadado” comentó el delegado para asegurar que el suceso vivido “no es tolerable”. Acto seguido, el representante de la Junta de Castilla y León remarcó que los incidentes del puré de mal sabor no han representado riesgo para la salud de los niños y aseguró que no se ha requerido atención médica de ningún caso relacionado con esta irregularidad de los comedores escolares.
“No se han reportado casos en ningún consultorio médico o centro de salud de ningún niño que hubiera sufrido ningún trastorno relacionado con el puré”, declaró López-Escobar precisando que “no lo digo en tono de disculpa, lo digo para informar y tranquilizar”.


No hay comentarios: