martes, 24 de febrero de 2015

La opinión de los profesores matizará la Lomce en Castilla y León


  • El profesorado pide ampliar los refuerzos educativos y mantener las horas lectivas en materias troncales

  • ANTONIO G. ENCINAS | VALLADOLID

  • La Lomce llega a Secundaria. Toca adaptar currículos y normas de nuevo. Y si Primaria alberga ciertas dificultades ante cualquier cambio, Secundaria es una etapa con unas peculiaridades que la convierten en clave. Es cuando se debe decidir si tirar hacia Bachillerato o hacia Formación Profesional, por ejemplo. Si, acabados los tres cursos del primer ciclo de Secundaria, se pasará a la FP Básica o no. Eso ha llevado a los responsables de la Consejería de Educación a preguntar a sus profesores cómo deben resolverse algunas de las cuestiones que se les plantean. La encuesta, respaldada por Sigma 2 y redactada por un grupo de profesores, se envió a 16.589 docentes de Secundaria de toda Castilla y León. Han respondido apenas 1.400, lo que se encuentra por debajo de las expectativas que manejaba la Consejería. Sin embargo, existe satisfacción por dos motivos. Porque ese número, según las explicaciones técnicas de Sigma 2, «es de sobra significativo como muestra representativa», ya que lo habría sido a partir de los ochocientos encuestados, y por el perfil de quienes han contestado. La media es de 45 años y 17 años de ejercicio. «Es el culmen de la carrera profesional», en palabras del director general de Política Educativa, Fernando Sánchez-Pascuala, lo que convierte la muestra en «cualitativamente muy significativa».
    Precisamente eso, que se trate de una opinión altamente cualificada, hace que la idea original, llevar a la norma los consejos de los profesores, vaya a conservarse. De hecho, se destacarán en la normativa aquellos aspectos que surjan directamente de las aportaciones a la encuesta. Y entre estos consejos existen algunas cuestiones que llaman la atención. Estas son las más relevantes.
    Repetir curso, mejor cuanto antes. Una de las conclusiones que se han extraído de la encuesta es que es mejor que, si es necesario repetir curso, se haga cuanto antes, y no se permita al alumno seguir avanzando con materias pendientes para acabar repitiendo al final. «Mayoritariamente dicen que debe hacerse cuando se produce la situación de anacronismo, cuando el estudiante no es capaz de seguir el ritmo, y aseguran que no se debe dejar para más tarde», admite Sánchez Pascuala. Actualmente no se cumple este criterio, ya que se repite «más al final del ciclo que al principio» enSecundaria.
    Las mismas horas en las materias troncales. Los docentes opinan que es innecesario aumentar la carga lectiva en las materias troncales (consideradas así en la Lomce). Es una de las posibilidades que concede la nueva ley, que explica que «las administraciones educativas y en su caso los centros pueden ofrecer asignaturas de diseño propio, entre las que se encuentran las ampliaciones de las materias troncales o específicas».
    Generalizar los refuerzos. Las materias con refuerzo se basaban, hasta ahora, «en la voluntariedad de los centros de querer impartir» esas clases de refuerzo. Los profesores han pedido que se lleven a cabo «siempre que haya materias pendientes, y sobre todo en las instrumentales». La conclusión que la Consejería de Educación extrae de sus respuestas es que el refuerzo debe tener «carácter estructural». Las instrumentales deben ser para todos y las demás, en función de lo que decidan los centros. Eso crea nuevos problemas que habrá que etudiar en detalle, tanto logísticos como de transporte y de organización del centro, especialmente de aquellos que no tienen clase por la tarde.
    En el mismo sentido, los docentes ven adecuado que en los primeros cursos «se oferten materias de refuerzo para los alumnos con dificultades en las materias instrumentales básicas». La experiencia, según los profesores, indica que esos refuerzos «contribuyen a que los estudiantes solventen las deficiencias y puedan seguir los cursos con normalidad».
    Refuerzo educativo con compromiso. Algunas respuestas han dejado dudas. Por ejemplo, cuando se les preguntaba si el refuerzo educativo debe ser obligatorio o voluntario, los profesores mostraron una discrepancia importante. Un 52,8% consideraron que debe ser obligatorio y un 47,2%, voluntario. «Hay de todo. No está tan claro. Quieren que sea obligatorio, pero por poco». ¿Cómo se llevará a la norma entonces?Pues quizá aplicando algo que ya se ha instaurado con el plan ‘Gradua2’, que es el compromiso por escrito del alumno y de sus padres.
    Las materias específicas, de menos a más. Los docentes consideran que las asignaturas específicas deben limitarse en los primeros cursos. «Los profesores piden pocas materias y bien explicadas en los primeros cursos de Secundaria», resume Sánchez Pascuala.
    El consejo orientador, conjunto y con compromiso de padres y alumno. En la Lomce aparece una figura que es el consejo orientador, que se entragraá al final de cada curso de la ESO a los padres, madres o tutores del alumno. En él se incluirá una propuesta sobre el itinerario formativo más adecuado a seguir por el estudiante. Los profesores que han respondido a la encuesta consideran que ese consejo orientador debe ser «elaborado por el equipo docente de manera colegiada».
    Ocurre que en ese consejo se archivará como parte del expediente académico del alumno, y puede incluir una recomendación sobre la incorporación a un programa de mejora del aprendizaje y del rendimiento o a un ciclo de Formación Profesional Básica.
    El consejo orientador no es vinculante, pero Educación quiere que los padres tengan conciencia de qué es lo que se recomienda al alumno antes de tomar una decisión. Por eso,«en un documento anexo en la norma, figurará el consejo orientador y la firma de los padres junto a la de todo el equipo docente».
    Tras la diversificación curricular en 2º y 3º, un 4º con matices. La Lomce termina con la diversificación curricular, que antes acogía a estudiantes con dificultades para cursar con normalidad 3º y 4º de ESO. Ahora se implantan lor Programas de Mejora del Aprendizaje, que se anticipan a 2º y 3º de la ESO. Luego, superados esos cursos, podrían incoporarse a 4º con normalidad. Los docentes de la región, sin embargo, ven adecuado que esa incorporación a cuarto se realice con algunos matices. Concretamente, en un grupo independiente y reducido para las materias troncales y en el grupo ordinario para las no troncales.
    Matrículas extraordinarias, con compromiso de asistencia. Al final de 4º de la ESO se realiza una evaluación que debe aprobarse. Si se suspende, los docentes piden que se permite una matrícula extraordinaria «con el compromiso de asistencia a clase, siempre que cumplan el requisito de edad y no hayan repetido las dos veces que la norma marca como máximo».

No hay comentarios: