sábado, 18 de octubre de 2014

Los padres de Trescasas denuncian ante Sanidad el suceso del comedor


La presidenta del Ampa precisa que no hay indicios fundados para mantener que los niños no comieron la sopa con larvas de gorgojos y recrimina que “nadie nos informa”
PURI BRAVO - SEGOVIA

Los padres de alumnos del colegio Las Cañadas, de Trescasas, han formalizado la presentación de denuncias ante la Consejería de Sanidad sobre la aparición de “gorgojos, gusanos o algo similar” flotando en la sopa del menú que se sirvió el pasado día 9 de octubre en el comedor de dicho centro educativo. Las denuncias comenzaron a ser remitidas ayer a la Junta de Castilla y León por las familias de los comensales, de forma particular, y de forma colectiva por la Asociación de padres de alumnos Ampa Las Cañadas, que cuenta con 106 asociados, entre quienes hay personas que estudian acudir a la vía judicial.


La presidenta del Ampa, Alicia de Frutos Martín, asegura que existe preocupación, miedo y recelo por parte de los padres a los que, hasta el momento “ni Administración ni empresa han informado con detalle” de lo sucedido a pesar de su gravedad. “Tampoco nos han enviado ningún escrito a la asociación, ni la Junta ni Serunión” apunta Alicia de Frutos recordando que la voz de aviso llegó a través de la Fedampa ‘Antonio Machado’ la tarde del martes. El único escrito recibido ha sido una carta de Serunión “pidiendo disculpas”, que ha llegado a los padres una semana después de la detección de las larvas en el comedor utilizado por entre 30 y 40 niños, según el día.
Sin embargo, los padres requieren informes y comunicaciones precisas para hacer frente a la preocupación que se ha extendido en Trescasas. De hecho, la presidenta del Ampa apunta que “no existen indicios fundados” que permitan creer que la sopa en mal estado no fue ingerida por los alumnos, “sin poder precisar número de niños, ni tampoco identidad, dado que se trata de alumnos de Infantil y Primaria que no están preparados para distinguir insectos u otros animales que aparezcan en su comida”. Así consta en la queja, que además de la citada denuncia, ha enviado la asociación Las Cañadas a las consejerías de Sanidad y de Educación, así como a sus departamentos provinciales.
Los padres quieren saber a través de informes de los especialistas qué consecuencias para la salud de los niños tendría “haber comido gusanos en el comedor escolar”. Piden, a través del escrito del Ampa, que se “investigue el asunto”, exijan responsabilidades y se tomen las medidas definitivas que garanticen la salud de los niños.
Además, el colectivo de padres solicita una reunión con responsables de la Consejería de Sanidad, con la dirección del centro escolar y con la empresa adjudicataria del servicio de catering, para ser informados “de primera mano de todas las actuaciones presentes y futuras para que este hecho tan desagradable no vuelva a suceder y se nos garantice la calidad de la comida que se sirve en el centro”. Quieren que se les informe “en primera persona” de los resultados de los análisis realizados a las muestras de comida y que la Dirección Provincial de Educación exija a la empresa concesionaria la máxima calidad en el menú escolar.


Podemos exige a la Junta que recupere las cocinas
La formación Podemos en Segovia ha exigido a la Consejería de Educación que suprima la concesión del servicio de catering en los comedores escolares y apueste por una alimentación “de calidad” con servicios de cocina propia en cada colegio, “con alimentos de la zona, cercanos, frescos y saludables”. En su opinión, el hallazgo de larvas de insecto en menús escolares es un caso más del “deterioro” que sufre la escuela pública.
“La privatización del servicio de cocina conlleva que se sirvan alimentos en mal estado, ya que prima el beneficio empresarial sobre la calidad alimenticia”, ha advertido Podemos. A través de un comunicado, la nueva formación solicita a la Junta que realice una inspección "seria y rigurosa", de los procesos de compra de alimentos, condiciones de cocinado y elaboración de menús de la empresa concesionaria.


Mateos pide dejar trabajar a los expertos
El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, ha pedido dejar trabajar a los expertos que llevan a cabo la investigación sobre la aparición de larvas de gorgojo en la sopa de seis comedores escolares de las provincias de León y Segovia gestionados por la empresa Serunión y ha abogado por “quitar el ruido” para no entorpecer esta tarea hasta conocer el resultado de las pesquisas.
A juicio del consejero, es "importante desarrollar la investigación con tranquilidad", por lo que ha hecho un llamamiento a "ser rigurosos y muy serios". En cualquier caso, Mateos ha reiterado su compromiso de ofrecer "todas las explicaciones" una vez esté terminado el expediente que debe "calificar y clarificar" lo sucedido, según declaraciones recogidas por Europa Press.

No hay comentarios: