lunes, 22 de septiembre de 2014

A vueltas con el precio de los libros

El saber ocupa lugar y cuesta una pasta

  • Aunque el precio de los libros de texto sube por debajo del IPC, las familias critican su elevado coste
  • Los padres denuncian que el sistema de becas no responde a las necesidades actuales de las familias

Actualizada 13/09/2014 a las 21:09    


Ya se sabe: no hay jardín sin flores, ni inicio de curso sin polémica con o sobre los libros de texto. Y Twitter, esa corrala en la que todos vertemos nuestras opiniones y lamentos, ha sido el lugar elegido por algunos para airear sus críticas.

Un ejemplo: el de la periodista a la par que madre Sara S, que explotaba en la red social. Se asombraba además Sara de que una niña de 6 años necesite 22 libros a lo largo de un curso, vaticinaba más gastos porque aún tenía que sumar el material escolar, y terminaba lanzando una pregunta cuya respuesta ya conocía:  Hablé con ella, me reiteró sus quejas e incluso me mandó las facturas para que viera que, en efecto, no ha sumado mal. Sí, 500 euros en libros es mucho dinero, más aún en nuestra situación económica, más todavía cuando la Constitución garantiza la gratuidad de la enseñanza obligatoria.

El saber cuesta una pasta 

Le traslado las quejas a José Moyano, presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE). "Según los datos que manejamos, el precio medio de las cinco materias troncales de primaria (lengua, matemáticas, ciencias sociales, ciencias naturales y lengua extranjera) estaría en torno a los 120 euros. No podemos saber por qué ese centro prescribe una lista determinada de libros". 

En cuanto a la reutilización… "Si nos atenemos a lo que marca la ley, los libros, una vez que son elegidos por los centros escolares deben mantenerse, al menos cuatro años. Pero hay más. Para que una editorial pueda rentabilizar un proyecto editorial necesita que éste se mantenga comercializándose cuatro años como mínimo. Cambiarlo cada año no permitiría recuperar la inversión. Creo que es importante destacar que, hoy, la reutilización de los libros de texto alcanza el 40% en la enseñanza Primaria, el 60% en Secundaria y mucho más importante (más del 80%) en Bachillerato y FP". 

El portavoz de ANELE admite, eso sí, que la ley se compadece mal con nuestro vivir cada día. “Cabría preguntarse si es lógico que en nuestro país haya habido siete leyes educativas en esta época democrática, con el consiguiente cambio curricular, o que no se haya conseguido un consenso en una materia tan importante como la educación”. 

Empecemos por ahí 

El curso escolar, el primero en el que se aplica la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), se ha estrenado en medio de una tremenda confusión. 

"Hay comunidades que están aprovechando el ruido social para hacer política y poner palos en la rueda para que la ley no avance, o avance más despacio, y eso genera más descontento". Donde Luis Carbonell, presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), dice "poner palos en las ruedas" otros hablan de defender políticas distintas. Pero lo cierto es que once comunidades, entre ellas 6 gobernadas por el PP, han rechazado abiertamente el cambio de libros de texto, mientras otras cuatro han decidido dejar libertad de elección a los centros escolares y sólo Castilla-La Mancha ha obligado a los padres a adquirir nuevos libros de texto. Un gallinero que dificulta la tarea de los editores, que han de tener materiales educativos que se adapten a lo que establece tanto la legislación nacional como cada una de las legislaciones autonómicas y complica la vida a los profesores y a los padres.

No hay comentarios: