domingo, 10 de agosto de 2014

Piden un estudio para comprobar la comida que se tira en los centros educativos



Los padres quieren un informe objetivo de los comedores escolares.
P. B. - Segovia


El debate abierto por los planes de la Consejería de Educación de extender a nueve colegios el servicio de catering, con técnicas de cocina en 'línea fría', ha impulsado la petición de realizar un estudio sobre las condiciones y funcionamiento de este modelo de preparación de las comidas.
La propuesta ha sido lanzada por la Federación
Provincial de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Segovia, Fedampa 'Antonio Machado', que quiere saber con datos y tras estudios experimentales si se desperdician más o menos alimentos con la línea fría o con la cocina in situ y sobre todo la calidad y gusto que tienen la comidas según sean preparadas con uno y otro sistema. “Queremos un estudio realista y objetivo para que llegue a los padres”, dice la presidenta de la Fedampa remarcando que son las familias las que pagan por este servicio y a pesar de ello su opinión no es consultada cuando la Consejería de Educación diseña la actividad de los comedores escolares.
A las autoridades educativas que defienden las bondades de la línea fría explicando que es la utilizada en centros hospitalarios, Mar Plaza replica que en “un hospital no está una persona comiendo durante nueve meses a lo largo de nueve o más años como pasan muchos chicos en los comedores escolares”.
Por otra parte, las últimas informaciones recogidas por las asociaciones de padres indican que los colegios “Martín Chico” de Segovia y “Marqués del Arco de San Cristóbal de Segovia mantendrán los servicios de comedor con cocinas in situ “al menos cuando comience el curso”.


No hay comentarios: